El plan de 28 días para acabar con su adicción a los carbohidratos

Se necesitan 28 días para desintoxicarse de la mayoría de las sustancias adictivas, y los carbohidratos refinados, como la harina blanca y el arroz blanco, no son una excepción. Si parece que nunca podrá comer suficiente pan, pizza o pasta, este sencillo plan de 28 días le ayudará a dejar su adicción a los carbohidratos para siempre.

El plan de 28 días para acabar con su adicción a los carbohidratos

¿Alguna vez se preguntó por qué los carbohidratos blancos son tan adictivos? Tiene que ver con sustancias químicas que viajan desde el estómago hasta la parte del cerebro donde se produce la dopamina, una hormona y neurotransmisor que afecta los centros de placer y recompensa del cerebro. Una vez que se estimulan estas áreas del cerebro, seguirás deseando más sustancia adictiva, ya sea alcohol, drogas o carbohidratos.

Demasiados carbohidratos refinados (productos horneados, papas fritas o bocadillos procesados ​​como papas fritas y pretzels) son simplemente tóxicos para su cuerpo. A menudo son responsables de la grasa visceral o del epiplón, la grasa peligrosa que puede llevar alrededor de su cintura y que en realidad inhibe la capacidad de su cuerpo para producir insulina, lo que lo hace más propenso a la diabetes. Los carbohidratos blancos también aumentan el riesgo de enfermedades cardiovasculares e incluso cáncer.



Este sencillo plan de 28 días puede ayudarlo a liberarse de la adicción a los carbohidratos. Se sorprenderá de cómo se verá y se sentirá después: tendrá más energía y se reducirá los kilos no deseados, especialmente alrededor de la sección media.

Semana 1: desintoxicación con grasas

Empiece a dejar el hábito eliminando todos los carbohidratos de los estantes de su cocina. Para soportar los síntomas de la abstinencia, llénese de grasas saludables y no se preocupe por su ingesta de calorías. El objetivo de esta primera semana es dejar de consumir carbohidratos simples. Las grasas son saciantes, lo que ayudará a disminuir los dolores de hambre y evitará que coma en exceso.

Además, para esta semana, ninguna de sus porciones de comida debe tener más de 4 gramos de azúcar.

Elija grasas saludables como:


dolor en el lado izquierdo del cuerpo

  • Aceite de oliva
  • Nueces
  • Palta
  • Pescados grasos como el salmón
  • Semillas de lino

Semana 2: Convierta el blanco en marrón

Los cereales integrales lo mantienen satisfecho por más tiempo, estabilizan el azúcar en la sangre y están cargados de fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Además, una dieta rica en cereales integrales se ha relacionado con tasas más bajas de enfermedades crónicas como diabetes, presión arterial alta, colesterol alto y obesidad. Reabastece tu despensa con carbohidratos marrones ricos en fibra como:

  • quinoa
  • Avena
  • Pan integral
  • Arroz integral
  • Pasta integral

Semana 3: Mano a boca

En este punto, se ha estado llenando de grasas saludables y cereales integrales. Ahora debes concentrarte en el control de las porciones. Olvídate de las balanzas y las tazas de medir Puede usar sus manos para medir el tamaño correcto de la porción:

Carbohidratos = Puño

Una porción de carbohidratos debe ser del tamaño de tu puño.


necesito bajar de peso en 2 semanas

Proteína = Palma

Una porción de carne, pollo o pescado debe ser del tamaño de la palma de su mano.


¿Puede la comida permanecer en su estómago durante días?

Grasas = Pulgar

Una porción de grasas debe tener aproximadamente el tamaño de su pulgar.

Frutas y verduras = puñados

Para frutas y verduras, ¡tome todas las que pueda sostener!

Siempre combine sus carbohidratos con grasas (pero no más del valor de un pulgar). Esto le ayudará a reducir la absorción del azúcar y controlar su peso.

Semana 4. Es hora de hacer trampa

Elija un día a la semana para disfrutar de su comida favorita de harina blanca, como pan, pizza o pasta. Comer tu carbohidrato favorito con fibra también te ayudará a metabolizar mejor el azúcar y a mantener tu peso bajo. Por ejemplo, cubra su pizza o pasta con un montón de verduras.