Hoja informativa sobre el reflujo ácido

El reflujo ácido afecta a millones de estadounidenses. Aprenda cuándo preocuparse y qué puede hacer para detenerlo.

Más de 60 millones de estadounidenses informan tener reflujo ácido al menos una vez al mes, por lo que muchos están familiarizados con los síntomas desagradables que puede causar esta afección. La acidez de estómago, un sabor agrio o amargo en la parte posterior de la garganta, dificultad para tragar, ronquera, tos crónica e incluso regurgitación de alimentos o líquidos son características frecuentes del reflujo ácido, y con el tiempo pueden desarrollarse consecuencias aún más graves. Asegúrese de saber cómo y por qué protegerse de estos síntomas incómodos y potencialmente peligrosos con esta hoja informativa.

¿Qué es el reflujo ácido?

El reflujo ácido ocurre cuando el ácido del estómago sube al esófago, llegando a veces hasta la garganta o la boca. Si bien muchas personas pueden experimentar reflujo ácido ocasional, la enfermedad por reflujo gastreoesofágico (ERGE) es una afección común y más grave en la que el reflujo ácido es frecuente y crónico.



Con el tiempo, aproximadamente del 5 al 10% de las personas con ERGE pueden desarrollar una afección llamada esófago de Barrett, en la que las células que recubren el esófago se dañan y se transforman en células que se observan con más frecuencia en los intestinos, lo que aumenta el riesgo de cáncer de esófago. Esta condición puede desarrollarse incluso con reflujo 'silencioso' que no causa síntomas. El reflujo ácido a largo plazo también puede causar un estrechamiento del esófago o úlceras esofágicas.

¿Qué lo causa?

Cada vez que traga, un esfínter en la parte inferior del esófago se relaja para permitir que la comida o el líquido pasen al estómago. Si este esfínter se relaja demasiado o con demasiada frecuencia o si se ha debilitado, puede permitir que el contenido del estómago regrese al esófago. La sensación de pirosis se debe a la irritación que genera el ácido en el revestimiento del esófago.

Hay muchos factores desencadenantes que pueden empeorar la acidez estomacal, incluidos los alimentos picantes, el alcohol, el chocolate, la menta, los tomates, el ajo y los alimentos cítricos. Las comidas abundantes, los pantalones demasiado ajustados y acostarse o inclinarse dentro de las tres horas posteriores a comer también pueden empeorar los síntomas. La obesidad y el tabaquismo también se han relacionado con el reflujo ácido y los síntomas pueden mejorar sustancialmente después de perder peso y dejar de fumar. Desafortunadamente, las personas con ERGE a menudo experimentan reflujo ácido independientemente de los factores alimentarios y de estilo de vida.

¿Qué puedo hacer con el reflujo ácido?

Existen múltiples remedios naturales y cambios simples en el estilo de vida que las personas pueden hacer para reducir el reflujo ácido. Aquí hay una lista de muchas soluciones creativas. Los antiácidos de venta libre pueden ayudar a reducir rápidamente los síntomas de las personas con acidez estomacal ocasional. Para las personas con reflujo ácido recurrente, los medicamentos, incluidos los inhibidores de la bomba de protones (IBP) y los antagonistas de los receptores H2, pueden ayudar a reducir la producción de ácido estomacal y aliviar los síntomas. La cirugía también puede proporcionar una solución eficaz para las personas con reflujo severo. Los cambios en el estilo de vida son importantes para cualquier persona con reflujo ácido o acidez, independientemente de la gravedad.

Algunas personas de alto riesgo con ERGE pueden necesitar someterse a una prueba de detección con una endoscopia para el esófago de Barrett y los pacientes con esófago de Barrett pueden requerir una prueba de detección de cáncer de esófago.

Cuando estar preocupado

Si experimenta acidez estomacal con regularidad o sus síntomas empeoran o ya no responden a los medicamentos de venta libre, asegúrese de consultar a su médico. Además, si tiene dolor o dificultad para tragar, pérdida de peso involuntaria, vómitos, dolor de pecho, dificultad para respirar o falta de aire, dolor abdominal extremo o deposiciones negras o con sangre, busque atención médica de inmediato.